El Puig de l’Obiol con una altitud de 1544 msnm se encuentra situado en la confluencia de los términos municipales de Vidrà en la comarca de Osona y Vallfogona del Ripollès en la comarca del Ripollès. En esta ocasión después de tomar un café en el Bar Restaurante Els Caçadors iniciamos el recorrido desde la misma población de Vidrà.

La ruta propuesta no tiene una dificultad técnica al no tener ningún tramo de grimpada o de via equipada por lo que solo hay que tener en cuenta de que estamos hablando de un recorrido de 20 km con un desnivel acumulado de más de 1.000 metros.

Antes de iniciar la ruta se advierte de que existe un tramo de 300m que se ha rectificado a mano, al habernos metido por medio de un zarzal para poder retomar nuevamente el sendero marcado en el track original. Concretamente estamos hablando desde el momento que dejamos la riera del Toll con el salto de agua del Toll hasta la casa rural de Mas Corrubi. Espero que con la rectificación se haya podido solucionar este desfase.

En esta ocasión iniciaremos la ruta desde la población de Vidrá muy conocida por ser el inicio de varias rutas muy conocidas como es el ascenso a Bellmunt en dirección sur o el Castell de Milany y Santa Magdalena de Cambrils en dirección norte.

El primer tramo de la ruta comprende desde la población de Vidrà hasta culminar la cima del Puig de l’Obiol ascendiendo por campos de conreo antes de adentrarnos en el bosque. El paisaje tiene una constante transformación durante el ascenso, entre bosques y campos con tonos verdosos, es cuando nos damos cuenta que la primavera se va abriendo paso después de un invierno poco gélido. Ya queda poco para poder culminar el Puig de l’Obiol pero a pocos metros de la cima nos encontraremos con pequeños desniveles de 2 a 6 metros que deberemos de sortear con la ayuda de las zonas de apoyo y la vegetación cercana.

Tenemos un día lluvioso para poder hacer un descanso en el Puig de l’Obiol así que continuamos nuestro camino siguiendo las marcas del sendero con un fuerte descenso en los primeros metros. Hemos tardado alrededor de unas 3h 30min para poder culminar la cima en unos 7 km de distancia desde la población de Vidrà.

PUIG DE L’OBIOL

El siguiente tramo del recorrido transcurre por idílicos campos de pastoreo mientras realizamos el descenso hasta llegar  a la ermita de Santa Margarida de Cabagés, donde realizaremos un descanso para poder comer el bocadillo del medio día. A pocos metros de donde nos encontramos tenemos el Puig de l’Abric que accederemos siguiendo el sendero que cogeremos desde la ermita.

El tercer tramo es el más peligroso del recorrido al ser un sendero sin marcar desde el Puig de l’Abric hasta la riera del Toll por el interior de una vaguada a pocos metros del filo de un risco con una caída más de 150 m. Se puede acentuar con posibles caídas continuadas por la combinación de un suelo mojado por la lluvia con piedra lisa resbaladiza con musgo y una fina capa hojas caídas mientras haces el descenso continuado. En condiciones normales este nivel de peligrosidad se reduce bastante al solo tener que estar atentos a no acercarnos mucho al filo del risco y mirar de no desorientarnos por falta de marcas del sendero.

Finalmente hemos llegado a la riera del Toll, aquí realizamos una pequeña ruta adicional bajando por la orilla de la riera y en algún tramo desviándonos unos pocos metros para poder salvar algún tramo y sobre todo podernos refrescar por varios pozas y saltos de agua rodeados de un bonito bosque. ¡Ideal de visitar en época de verano!!

Puig de l’Abric

Retomamos el sendero dejando atrás la riera para poder llegar a la casa rural mas corrubí, aquí hay que ir con mucho ojo al ser un tramo que he rectificado a mano alzada con la cartografía que dispongo y solapando varios tracks de rutas parecidas. En nuestro caso hemos tenido que improvisar siguiendo el track en paralelo hasta que hemos podido subir una pequeña pared de 6 metros de roca caliza muy cerca de la casa rural por las raíces de un árbol pasando por zonas bastantes frondosas de difícil acceso.

Hemos podido llegar a Mas Corrubi!! El resto del recorrido seguimos un sendero que nos conduce a la carretera de Ciuret. Si no se quiere regresar a Vidrà por la carretera es posible coger un sendero que recorre el Cingle Negre que va paralelo a la carretera hasta regresar nuevamente a la población.

riera del Toll

GALERíA DE IMÁGENES