El Tossal de la Moradilla con una altitud de 243 msnm se encuentra situado en medio de la plana de Lleida muy cercano al municipio de Els Alamús, en apenas 7 Km al este de la ciudad de Lleida.

Para poder acceder al punto de inicio de la ruta deberemos de tomar un camino de tierra que recorrer los campos de cultivos y balsas de regadío que se encuentran cerca de la rotonda que intersección la carretera LL-11 con la carretera LV-2003 que nos conduce a la población de Alamús.

TOSSAL DE LA MORADILLA

El Tossal en si hace una forma alargada en la que destacan dos elevaciones, ambas fueron fortificadas creando un entramado muy interesante de visitar teniendo en cuenta que han pasado más de setenta años desde su construcción.

La visita la podemos iniciar por los restos de una antigua torre de telegrafía óptica del siglo XIX, entrad, veremos que en su interior se reutilizo y reforzó creando un pequeño nido de ametralladoras que domina perfectamente toda la cresta del Tossal con Lleida de fondo.

En los alrededores de la torre y antes de continuar, podremos ver el trazado de las desgastadas trincheras y un antiguo nido de ametralladoras destruido. No os fieis de su estado, hay pozos abiertos que comunican con pasadizos y refugios subterráneos que nos complicarían mucho la existencia si caemos en ellos.

Desde aquí nos podemos dirigir al saliente rocoso, autentica pieza maestra del conjunto fortificado. Bajo la cresta encontraremos una grandiosa galería de tiro perfectamente camuflada bajo la piedra, dividida en dos secciones la cual se puede acceder por las dos bandas del Tossal.

Tossal de la Moradilla

UNA FORTIFICACIÓN DE LA GUERRA CIVIL

En su interior nos sorprenderá por su amplitud y el grosor de los muros, también tiene un pasadizo con evidentes muestras de hundimiento, parece conducir a un nivel inferior aparentemente inaccesible.

Como habéis visto, esta visita se realiza rápidamente a causa de que en si es muy concentrado. Tampoco creo que tengáis muchas dificultades en entender por qué se pusieron allí, solo tenemos que mirar a nuestro alrededor para ver que no hay muchos terrenos elevados, dado que el Tossal es un punto de referencia imprescindible para cualquiera de los bandos.

Respecto a su uso militar, como en muchos casos cuando hablamos de las fortificaciones que tenían que parar el ataque nacional, parece que no se utilizó. El frente había estado roto por otros puntos y el día que los atacantes pasaron por la zona que cubría este punto fortificados, los defensores ya lo habían dejado.

EL ESCENARIO DE UNA GUERRA

Con todo esto, el complejo defensivo guarda una anécdota curiosa en los campos de los usos posteriores de algunas fortificaciones de la Guerra Civil, se trata de su uso como cine.

Hablamos de la película “La fiel infantería” del año 1959, en que las escenas de combate del final de la película fueron rodadas aprovechando estas fortificaciones. Resulta curioso ver que tuvieron un uso más o menos parecido para lo que habían sido diseñadas, aunque fuese 20 años más tarde y sin los resultados dramáticos que hubiera tenido para los soldados en caso de resistencia en aquel no tan lejano año 1939.

GALERíA DE IMÁGENES