La Enclusa con una altitud de 867 msnm se encuentra situada en el término municipal de la población de Taradell en la comarca de Osona.

Durante el recorrido propuesto visitaremos la capilla de Sant Quirze de Subiradells, pasando por la codina y las cuevas de Rocaguinarda antes de llegar a la cima de la Enclusa. El regreso al punto de partida pasaremos por el Castillo de Taradell y el pantano de Taradell.

Este itinerario es apto para todo el mundo pero hay que tener en cuenta que pasada la Enclusa en dirección al castillo tenemos una pequeña grimpada de diez metros que deberemos de superar.

Iniciamos la jornada desde la rotonda que tenemos en la carretera de Viladrau con la ronda circunvalación (GPS: 41.877920, 2.2904930) de Taradell, cerca podemos tomar un café en el restaurante Safanoria ( GPS: 41.883315, 2.284073 ).

CAPILLA SANT QUIRZE DE SUBIRADELLS

La primera parada la realizamos a 1km del inicio para poder visitar la capilla de Sant Quirze de Subiradells. La primera referencia documental a la capilla data del año 989, años más tarde en el 1967 fue restaurada. Su construcción fue dedicada a Sant Quirze y Santa Julita y la preside una valiosa imagen de alabastro de los mártires Santa Julita y de su hijo Quirze, obra del escultor taradellenc Josep Ricart, hecha en 1960.

enclusa

CUEVAS DE ROCAGUINARDA

Las cuevas de Rocaguinarda o como se conoce en la población de Taradell como Les Cuines d’en Roca Guinart, son dos agujeros o cuevas que se adentran unos pocos metros, una bastante alta y la otra baja que se encuentran en la ladera de mediodía de los Silos del Bou, cerca de los 800 metros de altitud, formando parte de la vertiente y gran cornisa, coronada de grandes peñascos, que va del Yunque a sobre el bosque del Aulet y hace de pantalla norte al valle de Mansa.

Recibe este nombre porque en este lugar se refugiaba el gran bandolero Perot Rocaguinarda, nacido en Oristà en 1582 y muerto en Italia, poco después del 1635 como capitán de los Tercios Españoles por un indulto que el rey le concedió el 1611. Hacia el 1602 se convirtió en bandolero y reunió una gran cuadrilla, para poderlo combatir la Santa Unión en Vic creó en el 1605 un ejército para perseguirlo en la que ingresó el taradellense Joan Reig, que dirigía un grupo de cien hombres de la Unión que tuvo choques con el bandolero y fue herido por él en una pelea.

L’ENCLUSA

Una vez hemos visitado las cuevas de Rocaguirnada continuamos el camino para poder llegar a nuestro destino, la cima de la Enclusa con una altitud de 867 mnsm. El hito se encuentra escondido dentro del bosque por lo que las vistas panorámicas desde este punto son reducidas, pero podemos parar para descansar a pocos metros en un saliente presidido por una bandera de Cataluña.

Desde el mirador natural podemos contemplar unas vistas panorámicas del Montseny por su cara noroeste y el valle de Mansa.

Mirador Enclusa de Taradell

CASTELL DE TARADELL

Dejamos atrás el mirador de la Enclusa para dirigirnos al Castillo de Taradell o como también se conoce como el Castillo de Can Boix. Aquí hay tener un poco de cuidado si vamos en esta dirección porque tenemos que descender unos diez metros por una grimpada de roca.

El resto de camino es sencillo por una pista forestal bastante ancha dando la vuelta al valle en forma de U.  Antes de llegar al castillo pasaremos por las “Rocas trabocaires” que son una formación rocosa de paredes verticales erosionadas por el agua con un desnivel de unos diez metros que recuerda bastante a la ciudad de piedra de Cuenca.

El castillo de Taradell tenemos las primeras referencias documentales en el año 993 en la catedral de Vic. En un primer momento fue propiedad de los señores de Taradell hasta que en 1165 paso a manos de de los Vilademany por un enlace matrimonial.

La construcción fue concedida con funciones de defensa y vigilancia por lo que no fue habitada por los señores de Taradell. A partir del año 1550 con la construcción de la Torre de la Plaza en Taradell fue abandonado y se ha ido deteriorando hasta la actualidad.

PANTANO DE TARADELL

Dejamos atrás el castillo para poder visitar el pantano de Taradell, un embalse artificial con una pequeña presa que regula el caudal de agua que llega a la población. Este último tramo antes de llegar al punto de inicio recorremos la orilla del pantano hasta llegar a la carretera que nos conduce a la entrada de la población.

GALERíA DE IMÁGENES