La montaña de Sant Ramon también conocida por Montbaig con una altitud de 295 msnm, se encuentra situada en el término municipal de Sant Boi de Llobregat en la comarca del Baix Llobregat.

Durante el recorrido visitaremos el Pabellón de caza de los marqueses de Cornellá, pasando por la “Font de les Golbes” antes de empezar la subida por el “camí de Sant Ramon” hasta llegar a la ermita con su mismo nombre. El regreso lo podemos hacer por el mismo camino o por una pista forestal en malas condiciones con una fuerte pendiente.

EL PUNTO DE INICIO

El itinerario inicia en el “Camí de les Golbes” ( GPS: 41.345358, 2.018337) a pocos metros del pabellón de caza de los marqueses de Cornellá que se encuentra cerrado en el momento que lo visitamos. Continuamos nuestro recorrido por el “camí de Sant Ramon” hasta llegar a una bifurcación a unos 500 metros del punto de inicio. Aquí tomaremos el camino de la izquierda bien señalizado para poder descansar en la “Font de les Golbes” antes de empezar la subida a la ermita.

La ascensión por la pista es en forma de zigzag con una pendiente constante, así que es mejor tomarse la subida con calma y disfrutar de las vistas que nos proporciona el camino a la Serra de Collserola con sus tres cimas más representativas; Sant Pere Màrtir, Puig d’Olorda y Puig Madrona, como también las poblaciones del área metropolitana de barcelona.

Una vez llegado al punto más alto encontraremos la ermita de Sant Ramon a pocos pasos de la pista forestal.

Ermita de Sant Ramon

ERMITA DE SANT RAMON

La ermita de Sant Ramon fue construida entre los años 1885 al 1887 por Josep Estruch i Comella en memoria de sus padres, Ramon y Eulalia, siendo los patronos de la capilla. Antes de su construcción la montaña era conocida por Golbes, nombre que se mantiene en la fuente que tenemos al principio de la subida a la ermita.

En los alrededores de la ermita encontramos de varias zonas de picnic con mesas y bancos de madera para poder almorzar con las vistas que nos proporciona el mirador que tenemos a pocos metros de la edificación. En la misma ermita también tenemos un bar para poder tomar un refresco antes de regresar.

EL REGRESO

Una vez visitada la cima toca regresar al punto de inicio, aquí es importante tomar una decisión según nuestro estado físico y si vamos acompañados con personas que no están acostumbradas a meterse por senderos con pendiente pronunciadas en mal estado. Si no hay problema pues continuamos el recorrido marcado por el track por una pista en mal estado, en caso contrario es mejor regresar por el “camí de Sant Ramon”.

GALERíA DE IMÁGENES